22 de enero de 2008

Las necesidades de los hijos de Dios

La mayor necesidad de los hijos de Dios es: conocer a Dios.

Muchos se encargan de que los que con corazón sincero se acercan a Dios, terminen utilizando sus vidas para propósitos que muchas veces distan de ser los que el Señor les tenía preparados.

Las muchas actividades en la iglesia, no siempre son necesarias. Y si todas son necesarias, no es posible pretender que todas las deba hacer una sola persona.

El Señor nos da fuerzas, pero eso no debe ser utilizado como una muletilla para inducir a las almas a cargarse de ocupaciones más allá de sus fuerzas. Muchas veces, con cosas que el Señor no les mandó a hacer.

Santiago 2:1-9 dice:
"Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?
Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales? ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?
Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores."

Santiago 2:14-16 dice:
"Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?
Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?"

Pablo nos dejó ejemplo. Veamos 2º Corintios 6:10 en donde el apóstol dice:
"como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo."

Dice "como pobres" y "como no teniendo nada", esa es la apariencia física de su ministerio. En el ministerio del apóstol Pablo no iban dando lástima alguna, pero tampoco iban haciendo alarde o mostrando ostentosamente las cosas que el Señor les había provisto como cosas deseables de ser alcanzadas.

En la actualidad, hay líderes que ostentando posesiones y dicen: "El Señor me lo proveyó, ya que le he sido fiel. Sé fiel tú y tendrás uno de éstos", refiriéndose a autos, trajes, casas, etc.

Ignoro qué pensará el Señor de ese tipo de cavilaciones. Tener apoyada su fe sobre las posesiones obtenidas y creer que uno le ha caído a Dios en gracia por su labor en la iglesia, es similar a edificar en la arena... ¡pronto se caerá tu castillo de naipes! Debes reconocer el error, y volver sobre tus pasos... ¡el diablo es el más interesado en que sigas "avanzando" en esa dirección, mientras te palmea la espalda y te susurra: "Estamos creciendo".

Cuando Pablo dice: "mas enriqueciendo a muchos" ó "mas poseyéndolo todo", se está refiriendo únicamente a lo espiritual. El apóstol no tenía recursos suficientes para hacer rico económicamente a nadie (ni aún a sí mismo). Si alguien piensa que está hablando de riquezas materiales, pues está equivocado. Cuando menciona poseerlo todo, se refiere a que estando con Jesús, no tendrían necesidad de ninguna otra cosa. Sabiendo que Jesús supliría aquellas cosas indispensables para su ministerio.

No se parece en nada a la actualidad de la iglesia evangélica, en donde impera una competencia (que intenta ocultarse pero que es claramente evidente) por mostrar mediante posesiones (casas, autos, artefactos tecnológicos) ó mediante edificaciones (templos, centros, oficinas, locales) lo bien que Dios se ha movido en un ministerio u otro.

El de pastor, es un llamado que Dios da a determinado hombre para apacentar a Sus ovejas. Aunque es cierto que como ovejas, muchas veces necesitamos un tirón de orejas (valga la cacofonía del término), en la actualidad... ¿quién exhorta a los líderes? ¿Acaso no son ellos los que refieren que es necesario estar bajo autoridad humana?

La situación actual de la iglesia parece haber caído en un círculo vicioso. Hombres que predican y enseñan un modo abnegado de vivir, pero que no están dispuestos a practicarlo.
Por otro lado, están los que predican y profetizan que Dios quiere vernos prósperos y adinerados con el fin de que podamos "ser parte" de la "nueva obra" que se planea construir. En muchos casos, los hermanos más humildes viven la experiencia de sentirse "fuera" de la voluntad de Dios por estos extraños llamados.

En toda la biblia veo que las donaciones y ofrendas son voluntarias.

Veamos el caso de la ofrenda voluntaria del pueblo de Dios en los tiempos de Moisés:

1º Levantar el Tabernáculo de reunión, en esa ocasión, fue un mandato de Dios.

Éxodo 35:1 dice: "Moisés convocó a toda la congregación de los hijos de Israel y les dijo: Estas son las cosas que Jehová ha mandado que sean hechas."

2º La ofrenda fue absolutamente voluntaria (a nadie se le insitió sobre la necesidad de ofrendar a Dios).

Éxodo 35:5 dice: "Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová..."

Luego en Éxodo 35:5-9, Dios hizo saber a la congregación de Israel, a través de Moisés, en qué cosas consistía esta ofrenda, incluyendo todos los materiales para hacer la obra del Tabernáculo de Reunión y los diversos utensilios, velos y también las vestimentas necesarias para los sacerdotes.

Una vez que el pueblo oyó las palabras de Moisés dice la Biblia: "Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés.", Éxodo 35:20.

Desde el versículo 21 al 29 no son sino reconocimientos de la voluntad del pueblo para dar a Dios:
Versículo 21: "Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras."
Versículo 29: "De los hijos de Israel, así hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón voluntario para traer para toda la obra, que Jehová había mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová."

Pero llegó un momento en el que ya no era necesario que sigan ofrendando. Lo necesario había sido suplido. ¿Qué hizo el hombre de Dios entonces? ¿Aprovechó para guardar y poder edificar un anexo en alguna zona cercana? ¿Puso en primer lugar sus intereses pensando en las muchas cosas que podría hacer con los recursos que sobraban (pero que el pueblo había dado con intención de utilizarlo para la obra de Dios) y que, por sobrar, creía que le pertenecían a él? No! Lea el pasaje y considere la respuesta que debiera escucharse de la boca de todo verdadero hombre de Dios.

Éxodo 36:3 "Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana."

Quiero resaltar esta frase: "Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana." ¡¡¡ El pueblo de Dios no cesaba de dar mientras creía que hacía falta para la obra !!!

Continuemos,

Éxodo 36:4-7:
"Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía, y hablaron a Moisés, diciendo: El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga.
Entonces Moisés mandó pregonar por el campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más; pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba."

Otro texto que quiero resaltar: "Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más;"

Ya no era necesario poner sobre los hombros del pueblo una carga innecesaria. Tampoco Moisés llenaría sus manos con posesiones ajenas y apropiadas injustamente dando un destino diferente para el que habían sido dispuestas.

Igual que en el presente, ¿no? A buen entendedor, pocas palabras bastan. El que lee, entienda. El que no entiende... ¡no juzgue! Sino pídale sabiduría a Dios, quien abrirá su corazón y mente a las escrituras, ¡¡¡ y luego se encontrará bendeciendo a Dios por el manantial que saltará ante sus ojos!!!

Jeremías 31:34 dice: "Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová;"

Y el mismo profeta, dos capítulos más adelante (Jeremías 33:3) dice de parte del Señor: "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces."

Nombres interesantes.

La mayoría de estos nombres han sido recogidos por Fanny Rosa D'Agostino, quien trabajara en el Instituto Geográfico Militar Argentino. El mismo lugar en donde trabajó mi padre como fotógrafo civil y en el mismo en el que yo realicé el servicio militar (en aquellos años "obligatorio", año 1983).

Los extraños destinos de esta vida, me llevaron a conocerla hace poco y conversando sobre los orígenes de los nombres y las peculiaridades y rarezas de algunos de ellos, concluímos en uno que nos era común (a pesar de ser de los más "difíciles"). Se trataba nada más ni nada menos que de "Agapito Serapio" un Suboficial del ejército en aquellos años, que guardaba la sala de armas del instituto. Compartimos algunas experiencias que tuvimos en común con él y reímos al comprender la verdad popular una vez más expuesta ante nuestros ojos: El mundo es un pañuelo.

La mayoría de ellos, decía, me han sido entregados por Fanny en dos extensos listados que he transcripto aquí, excepto dos (excepcionalmente extraños) que me entregó Nancy Dening y que corresponden a dos de sus familiares. A Nancy, la he conocido por motivos de trabajo en otra localidad (Tortuguitas) y fue a colación de un comentario que yo estaba haciendo sobre (precisamente) Agapito Serapio, que me confió los nombres de "Ranulfa" (su tía) y "Glodionildo" (esposo de Ranulfa).

No incluye el presente listado a TOOOOOOODOS los nombres existentes... No! Sólo aquellos que me han llamado la atención, habiendo sido un acérrimo coleccionista de nombres extraños o poco comunes, y habiendo encontrado en la Sra. Fanny a otra persona que cultivaba las mismas manías.

Aquí van, aunque no tienen mucho que ver con el tópico de este blog, pero van...

LISTADO EN ORDEN ALFABETICO ASCENDENTE:
Aarón, Abel, Abelardo, Abigail, Abraham, Abril, Acacio, Ada, Adalberto, Adán, Adela, Adelfo, Adelina, Adonis, Adoquio, Adrián, Agapito, Agata, Agueda, Aída, Ailén, Ailín, Aimé, Aixa, Alada, Alaida, Alan, Alana, Alba, Albana, Albertina, Albina, Alcides, Alcinea, Alcira, Aldana, Alegre, Alegría, Alejandrina, Alejo, Alelí, Alexia, Alexis, Alfonsa, Alfonsina, Alí, Alida, Alita, Alma, Almario, Almira, Alondra, Alonso, Altemar, Alterio, Alvaro, Amadeo, Amado, Amador, Amalberto, Amancay, Amancio, Amapola, Amarilis, Amaro, Ambrosio, Américo, Amilcar, Amneris, Amorina, Anabella, Anacleto, Anahí, Analí, Ananías, Anastacio, Anastasia, Anatole, Anatolia, Anca, Andrómaca, Anémona, Angelina, Aniceto, Anthony, Antigona, Antonella, Antonieta, Antonino, Anuciata, Aparicio, Apolo, Arabella, Araceli, Arcenio, Argemina, Argentina, Argimio, Ariadna, Ariel, Arístides, Aristóbulo, Armel, Armonía, Arnaldo, Arriano, Arsenio, Artemisa, Arturo, Asteurio, Astrid, Asunción, Asunta, Atenor, Atilio, Augusta, Aurea, Aurelia, Aurora, Avelino, Axel, Aylén, Aylín, Aymé, Aymín, Azucena, Azulina, Balbina, Baltaz, Baltazar, Bambina, Bárbara, Bartolo, Bartolomé, Basilio, Batista, Bautista, Bedelia, Belarmino, Belén, Belinda, Belisario, Ben, Benardette, Benedetto, Benedice, Benigno, Benito, Benjamín, Berenice, Berna, Bernabé, Bernardino, Bernardo, Berta, Bertoldo, Betania, Betiana, Betsabé, Bettina, Bienvenida, Blas, Brenda, Bretania, Brian, Bricio, Brígida, Brisa, Brunilda, Bruno, Buenaventura, Cachirla, Calandria, Calderón, Calixto, Camelia, Camila, Canai, Candela, Candelaria, Cándida, Canela, Canuto, Caprasio, Caridad, Carina, Carmelo, Carmiña, Carol, Carola, Carolina, Carucha, Casandra, Casiana, Casilda, Casimiro, Caterina, Cátulo, Cayetano, Cayo, Cecilia, Cecundino, Cedric, Ceferino, Celeste, Celestina, Celia, Celinda, Celine, Celmira, Celso, Cesáreo, Cesarino, Cevero, Channel, Chantal, Charlene, Chavela, Chela, Chelsea, China, Cicerón, Cid, Cielo, Cimbad, Cinclér, Cinthia, Cipriano, Cira, Cirano, Ciriaco, Cirilo, Clara, Clarisa, Claudette, Claudina, Clavelina, Clelia, Clemente, Clementina, Cleo, Cleobert, Cleovina, Clodoaldo, Clodomira, Clorindo, Clotilde, Concepción, Conchetina, Conchetta, Conrado, Constancia, Constante, Constantino, Constanza, Corbiniano, Cornelio, Corrado, Cosme, Crespín, Crisanto, Crisógono, Crisólogo, Crispiano, Crispín, Cristóbal, Crithal, Cunegunda, Cupertino, Curtis, Dafne, Dagoberto, Daidna, Dalal, Dalila, Dalmira, Damaseno, Damián, Dana, Danila, Danny, Danubio, Daría, David, Débora, Defina, Deflín, Deicolo, Delfina, Delfor, Delmira, Demetrio, Denise, Denisse, Diamela, Dina, Diógenes, Dionisia, Diosdado, Divina, Dolores, Dominique, Domitila, Domitilia, Donald, Donatela, Donato, Donna, Doria, Doris, Dorotea, Duca, Dulcinea, Ebelia, Ebundo, Eddie, Edelma, Edelmar, Edgar, Edilio, Edita, Edith, Edmundo, Edna, Edra, Egidio, Egle, Eladia, Elea, Eleazar, Electra, Elenio, Eleusebia, Eleuterio, Elías, Eligio, Elio, Elisa, Elisenda, Eliseo, Elma, Elmo, Elodia, Eloísa, Eloy, Elpidio, Elzéar, Emelina, Emilce, Emiliano, Emily, Emmanuel, Encarnación, Enzo, Epifania, Erardo, Erasmo, Ercilia, Eriberto, Eric, Erik, Ermenegildo, Ermeregildo, Ernestina, Ernesto, Eros, Escolástica, Esculapio, Esmeralda, Esperanza, Estanislao, Estefanía, Estrella, Etelbina, Etelvina, Ethel, Etianne, Eudoxia, Eufenia, Eufracia, Eulalia, Eunice, Eunoico, Euquerio, Eurídice, Eusebia, Eustaquio, Eustolia, Eutimio, Evangelina, Evaristo, Evelia, Evelyn, Everardo, Evo, Expedita, Ezequiel, Fabia, Fabiola, Fabricia, Facundo, Fanny, Farah, Fátima, Fausta, Faustino, Federico, Fedor, Fedora, Fedra, Felicia, Felicidad, Felicitas, Felicity, Felipe, Felipina, Felisa, Felisia, Félix, Fermín, Fernán, Fidel, Filemón, Filomena, Fina, Fionnula, Fiorella, Flavia, Flaviano, Flora, Florén, Florencia, Florentino, Floreu, Florián, Floriana, Florindo, Florio, Fortunato, Francklin, Frida, Frumencio, Fulgencio, Gabino, Gael, Gala, Galileo, Gandolfo, Gaspar, Gasperino, Gastón, Gavino, Gema, Gemma, Gena, Genaro, Genoveva, Georgina, Geraldina, Geraldine, Gerásimo, Germán, Germana, Gerónimo, Gertrudis, Gía, Giannina, Gil, Gilberto, Gilda, Gina, Giovanni, Gisela, Giselle, Gladys, Glenda, Godofredo, Gorgelina, Goya, Gracia, Graciano, Gregorio, Greta, Guadalupe, Gualterio, Guenael, Guido, Guillermina, Gustavo, Guy, Haydee, Heberto, Hedda, Heidi, Helen, Helga, Heliodoro, Heliotropo, Hellen, Helvecia, Heraclio, Heriberto, Hermann, Hermelinda, Hermenegilda, Hermes, Hermilda, Herminda, Herminio, Hernán, Hernaudo, Herodes, Hersilia, Hidelita, Hiela, Higinio, Hilaria, Hilarión, Hildemar, Hildo, Hipólito, Hiram, Hivanna, Honorato, Honorino, Hortensia, Huberto, Hugolino, Humberto, Ibby, Ibis, Idelfonso, Ifigenia, Ignacio, Ileana, Ilka, Imperio, Inca, Inda, Indalecio, India, Inés, Ingrid, Inmaculada, Inocencio, Iñaqui, Irene, Ireneo, Irina, Iris, Irmina, Irupé, Isaac, Isabelle, Isaías, Iselda, Isidoro, Isidro, Isis, Ismael, Isolda, Israel, Itatí, Iván, Ivette, Ivo, Ivonne, Jacinto, Jacob, Jacobo, Jacqueline, Jadín, Jadir, Jael, Jaime, Jairo, Janna, Java, Javiera, Jazmín, Jenna, Jennifer, Jeremías, Jerma, Jeromé, Jerónimo, Jesabel, Jesica, Jessie, Jesús, Jesusa, Jimena, Joaquín, Joel, Johanna, Jonás, Jonathan, Jorina, Josefa, Jovita, Juana, Judith, Julia, Juliana, Julieta, Justiniano, Justino, Justo, Juventud, Karem, Kitty, Laila, Larisa, Laurana, Laureana, Laurel, Lauren, Laurencia, Lautaro, Lázaro, Leandro, Leda, Lena, Lenia, Leocadia, León, Leoncia, Leonigildo, Leopoldo, Leuco, Lía, Liana, Liberata, Libertad, Libia, Lidoro, Ligia, Linda, Lino, Lisa, Lisandro, Livio, Liz, Lizzie, Lodegario, Lonella, Loreley, Lorena, Lorenzo, Loreta, Lori, Lorna, Lorraine, Lourdes, Loyola, Lucas, Lucero, Lucía, Luciana, Lucila, Lucina, Lucinda, Lucio, Lucrecia, Ludmila, Ludovica, Luisina, Luján, Luna, Lupe, Luz, Lydia, Macarena, Macario, Macedonio, Maciel, Mafalda, Magalí, Magda, Magdalena, Magnolia, Maia, Maitrega, Malaquías, Malena, Malva, Malvina, Mamerto, Manfredo, Manuela, Mara, Marcia, Marciana, Marcos, Margot, Marianela, Mariangeles, Maribel, Mariela, Marilina, Marilú, Marina, Marinne, Mariné, Mariquita, Maris, Mariska, Marisol, Marissa, Martina, Martiniano, Mateo, Matheo, Matías, Matilde, Matildo, Maturino, Mauro, Maximiliano, Máximo, Maya, Meinardo, Melaine, Melania, Melchor, Melina, Melinda, Melisa, Menilda, Merced, Mercurio, Meredith, Merlina, Mía, Micaela, Micol, Milena, Milton, Mima, Mimino, Minerva, Minnie, Miranda, Miriam, Mirna, Moisés, Mona, Mora, Morena, Morga, Morgana, Muñeca, Muria, Muriel, Nadia, Nadine, Nairobi, Naomi, Napoleon, Narciso, Narda, Nardo, Natael, Natalena, Natalia, Natan, Natanael, Natasha, Nathan, Nathiel, Natividad, Nazareno, Nazaret, Nazario, Nehemías, Nemecio, Nereo, Nerina, Néstor, Nicanor, Nicasio, Nicéforo, Nicodemo, Nicolasa, Nicole, Nieves, Nilcemar, Nilo, Nina, Ninfa, Ninón, Noé, Noel, Noelia, Norman, Noska, Nunciata, Nyamara, Nydia, Obdulio, Octaviano, Octavio, Odilia, Ofelia, Olaya, Olba, Olegaria, Olinda, Oliver, Oliverio, Olivia, Ona, Ondina, Onésimo, Onofre, Orestes, Orfelia, Orfeo, Orfilia, Oriadna, Oriadnna, Oriana, Orión, Orlando, Osmar, Otilia, Otón, Ovidia, Pacífico, Palmira, Paloma, Pamela, Pancracio, Pandora, Pánfilo, Pantaleón, Partenio, Pascualino, Paul, Paulina, Paulo, Paz, Peggy, Penélope, Peonía, Pepita, Perico, Perito, Perla, Petronilo, Petronio, Petruscka, Pía, Pierina, Piero, Pilar, Pino, Pippa, Plácido, Platón, Policarpio, Polito, Polly, Pompeya, Ponciano, Porfirio, Primo, Priscila, Procopio, Quijote, Quintino, Radamés, Radegunda, Raimundo, Ramiro, Ramona, Ranulfa, Rebecca, Regina, Reina, Remedios, Remigio, Remijio, Renato, Renée, Renomé, Reveca, Reynaldo, Rigoberto, Rina, Rita, Roberta, Robustiano, Rocicler, Rocío, Rodrigo, Rogelio, Rolando, Roma, Román, Romana, Romano, Romeo, Romina, Romualdo, Rómulo, Ronaldo, Roque, Rosalía, Rosalinda, Rosamunda, Rosario, Rosaura, Roselina, Rosendo, Rosina, Roxana, Rubén, Rudecindo, Rufino, Ruperta, Ruth, Sabino, Sabrina, Salomé, Salomón, Salvador, Samantha, Samuel, Sandra, Sandrina, Santina, Santino, Santos, Sara, Sasha, Saturnino, Saúl, Saura, Sauro, Sava, Sebastián, Sebastiana, Secundino, Séfora, Segundo, Selene, Selva, Serafín, Serafina, Serena, Sergio, Severino, Severo, Shadia, Sheila, Sibila, Sibilla, Sidney, Sidonio, Sigfrido, Silvano, Silvestre, Silvina, Simbad, Simeón, Simón, Simona, Sinforiana, Sinforoso, Siricio, Sirio, Sisinio, Socorro, Sol, Solange, Soledad, Solina, Sonia, Stefan, Stella, Sulpicio, Sultana, Suzuky, Sybil, Tais, Talía, Tamar, Tamara, Tancredo, Tania, Tanya, Tara, Tarasio, Tarcisio, Tarsicio, Tatiana, Tea, Telémaco, Telésforo, Telmo, Teo, Teodolinda, Teodora, Teodosio, Teófeno, Teófila, Teófilo, Terry, Tesira, Thelma, Tiburcio, Timoteo, Tomasino, Tomé, Tonino, Torcuato, Toribio, Tránsito, Trinidad, Tristana, Trumencio, Turquesa, Ubaldo, Ulises, Uma, Uriel, Ursula, Ursulina, Vaitiare, Valentín, Valentina, Valeria, Vanessa, Vania, Vanina, Vartán, Venancio, Ventura, Venturino, Vera, Verna, Verónica, Vicentico, Víctor, Victoria, Victoriano, Victorino, Vida, Vilma, Violeta, Virgilio, Virginia, Viridiana, Vito, Viveka, Viviana, Vladimiro, Waldina, Waldo, Walker, Walter, Wanda, Washington, Wenceslao, Wesceslao, Wilma, Wulstano, Xavier, Xenia, Ximena, Xisto, Yamila, Yanina, Yasmina, Yesica, Yolanda, Zach, Zahira, Zazá, Zelmar, Zenaida, Zoe, Zoilo, Zoraida, Zulaida, Zulema, Zully, Zulma.

Yo Robot.

Con este título, un autor llamado Isaac Asimov escribía un cuento allá por 1950 y en el año 2004 le han hecho una película.

Muchas veces hemos reflexionado (u oído reflexiones) acerca de que Dios no desea que seamos como robots. Pues Él nos hizo libres !!!

No es necesario cumplir ningún requisito impuesto por humanos para ser cristiano. ¿Lo sabías?

Sólo es necesario creer en la obra que Jesús hizo en la cruz para satisfacer la justicia de Dios mediante el sacrificio de un ser inocente y sin pecado.

Ahora bien. La vida (una vez que te has convertido en cristiano) continúa…

No es necesario que te ates a rudimentos humanos para conocer a Dios. Es bueno estar en comunión con otros hermanos, pero existen cosas que quizá te sucedan en la congregación y ya te hayas preguntado una y otra vez: ¿por qué debe ser esto así? y no te hayas sentido comprendido al escuchar las respuestas que has obtenido…

Solemos cuestionar las cosas. Somos seres humanos. Ahora, con el Señor en nuestras vidas tenemos respuestas a un sinnúmero de preguntas en cuanto a la eternidad que antes no poseíamos.

Pero muchas veces, nos preguntamos si Dios será tan así como se nos lo enseña desde un púlpito.

Paso a explicar las diversas situaciones…

Nos encontramos en una reunión con el templo lleno, y seguramente que el micrófono se encuentre a alto volumen para alcanzar a los que se encuentran detrás de todo. Pero… ¿Siempre debe el volumen romper los oídos de los hermanos, aún cuando sólo han venido 10 personas?

He visto videos de evangelistas de “avivamiento” con reuniones de 30 personas (no más) en donde los hermanos se ponían tensos con cada grito del hermano predicador que no sólo podría haber hablado sin micrófono, sino que se entusiasmó pensando que el diablo ese día estaba sordo y gritarle era lo mejor que podía hacer… (sin más palabras en este caso).

He estado en reuniones (sé que alguna vez has vivido algo similar) en donde se te enseña a ser obediente a los caprichos del pastor o líder porque sino “no vas a recibir bendición”. Es lógico que todo el mundo, por no “perder” la bendición, corra a hacer todo lo que le dicen… sí, como un ROBOT.

Entonces se escucha: Levanten las manos! Al rato, tome la mano de su hermano y dígale que Dios está con él! Ahora hagamos el trencito del gozo del Espíritu (¿?). Ahora volvamos a levantar las manos… Ah, no! Ahora vienen los anuncios. Pero primero hagamos una oración por los enfermos….

Quien ve estas cosas de afuera, no comprende absolutamente nada. Es peor que el hablar todos en lengua (como reprochó el apóstol Pablo), ya que esto ni siquiera es una manifestación del poder de Dios, sino una serie de movimientos y ritos que nada tienen que ver con nuestra comunión con el Señor.

Y muchos se han convertido en “Robots”, de los cuales yo era uno más. Pero gracias a Dios he podido salir de ese molde de culto repetitivo y aburrido.

Dios hace nuevas todas las cosas y sus misericordias son nuevas cada mañana… ¿no hemos pensado como cristianos que es posible que el Señor nos indique el modo en que tenemos que hacer una reunión en Su nombre?

¿Tendrá alguna vez Dios la posibilidad genuina de hacer lo que desea entre Su pueblo?

“Quiero una iglesia que no busque lo que YO QUIERO… sino que anhele ser lo que Jesucristo soñó”

El texto que acabo de incluir entre comillas, lo copié de un sitio de un hermano (http://estaperron.blogspot.com/) y me pareció interesante meditar en todas estas cosas a partir de esa frase.
No digo que esté mal cantar alabanzas. No digo que esté mal usar el micrófono. Pero muchas veces el pensamiento de los que ministran está tan absorto en las cosas que hacen que pierden el sentido común. Existen ocasiones en donde unas palabras dirigidas a un grupo pequeño pueden decirse sin gritarse.

Al mundo espiritual no ingresamos con griteríos, sino con autoridad. El gritar, no es sinónimo de autoridad, sino más bien de temor por perder el control de la situación.

En ocasiones es conveniente gritar, pero hacerlo todo el tiempo es una señal de que la autoridad de Dios no permanece en el individuo y éste cree que de ese modo puede imitarla.

Los demonios se acercaban a Jesús temblorosos, preguntándole por qué se había acercado a ellos y si lo hacía para atormentarlos antes de tiempo. Luego le pidieron permiso para ir hacia el grupo de cerdos. La única palabra que Jesús menciona en ese pasaje es: “Id”.

¿Gritó? ¿Necesitó subir el volumen? ¿Acaso fue necesario tomarse tanto tiempo para echar fuera a los demonios? (Que dicho sea de paso, estaban ya casi con un pie fuera del Gadareno, por el temor que tenían de estar en la presencia del Señor).

¿Acaso estos griteríos son las cosas “más grandes” que Jesús dijo que haríamos en Su nombre?

Yo tengo la esperanza (y lo creo así hermanos) que el Señor tiene preparadas cosas más grandes, pero ¡grandes de verdad!

Todo lo que intenta imitar el mover de Dios es algo que con el tiempo se apaga.

Dios nunca se apaga. Dios sigue encendido y encendiendo !!!

Las imitaciones, en lugar de lo genuino y espontáneo, no son buenas…

Recuerdo que Moisés fue un instrumento de Dios que con su vara hizo las maravillas de Dios según los propósitos que el Señor tuvo en su momento con él.

Imagino que en aquellos días, algunos se apoderarían de varas similares en su caminar diario con el secreto deseo de ser escogidos por Dios por sus hermosas ramas, que quizá serían más vistosas que las de Moisés.

También imagino a los hombres de la época de Elías, cubriéndose con mantos para tratar de ser también ellos portadores de una unción que les era esquiva, ya que no estaba en el manto, sino en quien Dios quería.

Casi me parece ver a todos los que eran contemporáneos de Daniel, haciendo dieta de legumbres y negándose a tomar vino, esperando que Dios viera sus apariencias externas para llevarlos a mejores estadíos de su vida espiritual.

También pienso en los que vivieron en los tiempos de David, cargar con sus propias piedras y sus hondas, esperando ser los próximos en derribar un filisteo y ser así llamados por Dios para cosas grandes.

Dios no se repite…

Dios posee formas, palabras, métodos y objetivos que sólo Su poder pueden llevar adelante.

No importa si somos nosotros o si es otro el que es llamado por el Señor para hacer la obra. No miremos lo que otros hacen para imitarlos. Seamos genuinos.

Debiera aprenderse, a que si un hermano prefiere pasar toda la reunión arrodillado orando, o sentado leyendo la palabra del Señor, es libre de hacerlo. No debe ser juzgado por no estar aplaudiendo y seguir los dictámentes repetitivos y a veces monótonos, culto tras culto, de un hermano que quizá ya necesita unas vacaciones.

Existen muchos hombres y mujeres que pueden dirigir una reunión y ser espontáneos. Quizá cualquiera de éstos, pudiera darnos una gran sorpresa…

¡ Que el Señor los bendiga !

Raimundo Baravaglio

mensajedefuego@yahoo.com.ar


“¿Por qué no llega el avivamiento?” y “El Armagedon”.

He navegado varias páginas cristianas y he encontrado excelentes resultados que quisiera compartir con ustedes.

En primer lugar: El libro completo de Leonard Ravenhill titulado “¿Por qué no llega el avivamiento?”.

Con sólo leer uno de los comentarios que el mismo escritor menciona en uno de sus capítulos, basta para despertar el apetito por una mayor experiencia espiritual y por conocer el contenido de este verdadero “LIBRO DE FUEGO”, léanlo:

Ante el hecho de la cruz, decidme: ¿no es un escándalo que tú y yo
vivamos como vivimos?

Alan Redpath

Pueden ingresar al sitio http://www.salvacioneterna.com/lra.html
y bajar de allí todos los capítulos. Recomiendo el sitio para adquirir otro material que he estado viendo… www.salvacioneterna.com

En segundo lugar, quiero recomendarles muy especialmente la dirección de otro sitio, (http://shaulnett.wordpress.com/) que posee un link a dos videos sobre las profecías bíblicas de los últimos tiempos que literalmente “no tienen desperdicio”.

Yo hace mucho tiempo que vengo hablando sobre la bienvenida que el mundo le dará al anticristo, pero este video lo plantea de un modo muy gráfico.

Antes de acceder al link, cabe destacar las últimas noticias sobre un nuevo programa de Microsoft para empresas.

Mediante el mismo se intenta mantener el control de los empleados a través de un chip que se insertaría debajo de la piel e informaría sobre el estado de salud, de ánimo, signos vitales, ritmo cardíaco (entre otros) del trabajador, para socorrerlo en caso de necesidad.

Muchos se han opuesto a esta medida argumentando que sólo se busca con estos sistemas hacer que el trabajador produzca más en su trabajo en lugar de utilizarlo como herramienta para su beneficio y que se estaría ingresando en un área privada de cada empleado.

Lo cierto es que el tema se va planteando, y es cada vez mayor el número de proyectos y avances bio-nano-tecnológicos que apuntan a cumplir las profecías bíblicas.

Este video no dice absolutamente todas las cosas que ocurrirán, pero de un modo visualmente interesante, plantea el panorama con bastante acierto.

Con ustedes, los videos (cada uno dura unos 53 minutos, por lo que en algunos casos deberán tener paciencia para que se almacene una parte en el buffer de memoria para poder visualizarlo bien):

1. En las puertas del Armagedon Parte I
2. En las puertas del Armagedon Parte II

Si por algún motivo no puede visualizarlo, intente desde una PC más rápida y con conexión a banda ancha. El esfuerzo vale la pena. ¡ Es un material muy interesante !

Frases para meditar

Las siguientes son frases de Fernando Savater.

Antes de alarmarse con el autor de estas frases, preste atención si no son aplicables a la vida cristiana diaria.

Que el Señor les bendiga !!!

  • “Es mejor saber después de haber pensado y discutido que aceptar los saberes que nadie discute para no tener que pensar.”
  • ”No hay educación si no hay verdad que transmitir, si todo es más o menos verdad, si cada cual tiene su verdad igualmente respetable y no se puede decidir racionalmente entre tanta diversidad.”
  • “A diferencia de la vejez, que siempre está de más, lo característico de la juventud es que siempre está de moda.”

Y la siguiente es una frase que me acabo de apropiar de él… Me gusta mucho su contenido.

  • “Lo importante es que corra la razón; que sepan que las ideas son mías o no, me da igual.”

Dios les bendiga y les de entendimiento en todas las cosas.

En sintonía con un sentimiento que crece…

Siguiendo con el mismo hilo y tono de mi mensaje anterior, quiero destacar que acabo de leer un editorial escrito por César Dergarabedian del diario electrónico cristiano “Pulso Cristiano” de distribución gratuita.

Lo cierto es que tal parece que el Señor está derramando un deseo por regresar al camino genuino del evangelio sin “adornos”.

Les transcribo el texto, tal cual lo he leído. Creo que no tiene desperdicio.

Todo pasa, sólo Dios basta

Si algo caracteriza a muchas iglesias de estos tiempos es el orgullo y la vanagloria.

El Señor queda desplazado por los egos de pastores y pastoras que construyen a partir de la fe grandes estructuras de poder económico e incluso con llegada al poder político en algunos países de América latina.

Viven preocupados por la cantidad de asistentes a sus templos y por los montos de diezmos y ofrendas que ingresan a sus arcas, por las ventas de sus productos culturales (discos, libros), por su crecimiento inmobiliario (el de la iglesia y el personal).

Arman celebraciones donde Dios queda relegado a la figura de un viejo tonto que debe escuchar las órdenes y clamores de prosperidad que se lanzan desde los púlpitos.

Se olvidan que toda esta vanidad es pasajera y que el hombre no es más que “un trazo que crea la ola en la arena del mar y que borra la ola siguiente”.

“El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”, se advierte en 1 Juan 2:17.

El padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia , recordó al respecto en un reciente mensaje que “existe un modo de que nosotros no pasemos del todo: hacer la voluntad de Dios, o sea, creer, adherirnos a Dios”.

Este monje lo ilustró así: “En esta vida somos como personas en una balsa que lleva un río en crecida a mar abierto, sin retorno.

En cierto momento, la balsa pasa cerca de la orilla.

El náufrago dice: ‘¡Ahora o nunca!’, y salta a tierra firme.

¡Qué suspiro de alivio cuando siente la roca bajo sus pies! Es la sensación que experimenta frecuentemente quien llega a la fe”.

Estos tiempos de Adviento, Navidad y Epifanía son una buena oportunidad para reflexionar sobre cuáles son los fundamentos verdaderos de nuestra fe y si en verdad Dios es el centro de nuestras vidas.

César Dergarabedian

Evidentemente, el Señor quiere decirnos algo… ¿lo estás escuchando? ¿O prefieres taparte los oídos y arremeter contra todo lo que se opone a tu idea del evangelio?

Recuerdo que hubiese dado mi vida por muchas de las cosas que creí en su momento que eran la voluntad de Dios, cuando en realidad no lo eran. La palabra del Señor es la mejor guía para el cristiano.

No debiera ningún cristiano aceptar nada sin buscar la guía del Señor y su consecuente confirmación bíblica.

Lee la biblia, amigo, hermano! Lee la biblia y encontrarás palabra del Señor para guiarte en la verdad.

Raimundo.

Mover del Espíritu Santo y “tradición” en la iglesia de Cristo

“Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?” Mateo 15:3

En los tiempos en que Jesucristo desarrolló su ministerio como hombre en esta tierra, existía una “tradición” judía. ¿En qué consistía? En diversas costumbres que con los años se fueron “pegando” al resto de la vida religiosa de la nación de Israel.
Estas costumbres se fueron adaptando de tal modo a la vida diaria del pueblo de Dios, de tal modo que pasó a ser (a los ojos de los religiosos de entonces) casi tan importante como la voluntad misma de Dios.

En la actualidad, contamos con una tradición evangélica. Es innegable.
Basta con considerar el día Domingo como el día de reposo (o “día del Señor”). En este día se concentran las actividades de adoración, alabanza, oración, ministración de la palabra, y otros ministerios como si el resto de la semana fuera un paréntesis en el cual no es necesario hacer énfasis alguno.

Es cierto que en el resto de la semana, se suman un montón de actividades, grupos de jóvenes, de mujeres, de líderes, de obreros, de adolescentes, etc. las cuales no podrían realizarse todas juntas un día Domingo.

Gloria a Dios! Porque en ese caso (de haberse podido) también se realizaría todo esto un día Domingo.
Para los cristianos el Domingo es algo casi sagrado.

Los Adventistas consideran al Sábado como día de reposo, tal y como está escrito en los manuscritos originales.

Los evangélicos les critican su posición “sabatista” porque consideran que hay cosas más importantes que guardar el Sábado, y además ven la observación de este precepto como una faceta legalista.

Según la iglesia evangélica, se cree que en algún espacio perdido de la teología quedó sellado a fuego un aparente “cambio de reglas” en donde Dios decidió cambiar el Sábado por el Domingo a su antojo y (al no estar escrito en la biblia) sin avisarle a nadie. Excepto, claro, a los evangélicos.

Antes de continuar debo aclarar que no soy adventista. He nacido en el Señor en una congregación evangélica.

Muchas cosas en la iglesia evangélica están de acuerdo con la palabra de Dios. Pero no todas.

¿He de guardar sólo aquello que se me enseña (y se me etiqueta) como “evangélico”? Yo considero (corríjanme si me equivoco) que un cristiano debe guardar TODO el consejo de Dios.

Presten atención a lo que Jesús les dijo a los líderes espirituales de Israel:
“Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”. Mateo 15:7-9
¿Usó Jesús de palabras ofensivas o simplemente hizo una declaración de la verdad?

Hoy se piensa (y se enseña repetidamente desde los púlpitos) que el decir la verdad en forma directa y sin “suavizantes” puede resultar ofensivo.

Por otro lado, se hace referencia que decir tales verdades en relación a un siervo del Señor es murmuración contra las actividades de ese ministerio.

¡Sería bueno que existiera algún líder cristiano actual que hubiera intentado “enseñarle” a Jesús a medir sus términos para dirigirse a alguien con “autoridad espiritual” como lo eran los fariseos de entonces!

Jesús sólo habló la verdad. A cada paso… En cada sílaba.

No temía el efecto que producía su mensaje, ni medía el alcance de sus palabras sino que hacía uso de lo que conocía en su totalidad y sabía que era cierto.

“Y llamando a sí a la multitud, les dijo: Oíd, y entended: No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra?” Mateo 15:10-12
¡Las palabras de Jesús fueron consideradas una ofensa!

“Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.” Mateo 15:13.

¡Sin rodeos! Directo a la raíz del problema. 100% de verdad. Nada de buscar el modo de disfrazar la realidad haciendo el mensaje suave y digerible. Certero como una daga al centro de la conciencia.

Jesús opinó negativamente de los fariseos. Escúchenlo: “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo”. Mateo 15:14
Fue un comentario negativo acerca de la visión nula de estos hombres que se creían y veían a sí mismos como espirituales. (Quiero repetir esta frase: “Se creían y veían a sí mismos como espirituales”).

El relato continúa:
“Respondiendo Pedro, le dijo: Explícanos esta parábola.
Jesús dijo: ¿También vosotros sois aún sin entendimiento? ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.
Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre”. Mat 15:15-20

Al ver cientos de iglesias engendrando cristianos zombies, amoldados a su propia doctrina, sin enseñarles la libertad que poseen en Jesús para hacer la obra del Señor, necesito alzar la voz. No puedo callar!

Por años se enseñó sobre los peligros de la frialdad de los cristianos “calienta bancos” en las iglesias cristianas. Y se les enseñaba lo útil que resultaría ponerles a trabajar en cualquier departamento de la iglesia.

Posteriormente la selección de dichos hermanos para la obra fue un caos total. Se les imponían encuentros, post-encuentros, pre-encuentros, ni-te-encuentro, y no sé cuántas cosas, que se suponía que llevarían al “nuevo cristiano” a crecer en tiempo récord para capacitarlos en forma “Express” y ponerlos a trabajar pronto.

Con estos procesos “pulse-el-botón-verde-y-tenga-ya-su-cristiano”, se desvirtuó la capacitación que tenían los grupos inicialmente, en donde se trabajaba sobre bases bíblicas serias y sólidas para el crecimiento de los hermanos.

Viene a mi mente un texto de Clive Staples Lewis (el creador de las “Crónicas de Narnia”, entre otros libros cristianos, como “Cristianismo y nada más”, “Cartas del diablo a su sobrino”, “El problema del dolor”, “Ensayo sobre el perdón”, etc.), quien mencionó lo siguiente:

“Todos deseamos el progreso. Pero progresar es acercamos al lugar al cual queremos llegar.

Si hemos tomado un sendero extraviado, avanzar por él no nos lleva más cerca de la meta propuesta.

Si estamos avanzando por el camino equivocado, progreso es dar media vuelta y regresar al camino correcto; en tal caso el hombre que más pronto lo haga es el más progresista.

Todos hemos experimentado esto cuando hemos estado sacando cuentas. Cuando se empieza mal una suma, mientras más pronto se reconozca esto y se empiece de nuevo la operación, más rápidamente se efectuará la suma. No hay progreso en estar equivocado y rehusar reconocerlo.

Creo que si echamos una mirada al actual estado del mundo, queda bien claro que la humanidad ha estado cometiendo una grave equivocación. Nos hallamos en el sendero equivocado. Si es así, debemos regresar. Regresar es la forma más rápida de avanzar”.

¡Coincido plenamente con él en estos textos!

Pero siempre están los que se arrepienten sin arrepentirse, aquellos que no tienen intención alguna de rectificar su falta, aún cuando la reconocen como tal.

Y vuelvo a citar a C. S. Lewis: “el arrepentimiento no es algo divertido, sino un acto mucho más difícil de ejecutar que agachar la cabeza humildemente. Arrepentirse implica deshacernos de toda vanidad, rebeldía y de la mal llamada autoconfianza en la nos hemos estado moviendo hasta entonces”

Que el Señor nos permita tener una iglesia limpia, que crezca en santidad, libre de las ataduras de las tradiciones, costumbres e ideas humanas (también las mundanas) y nos permita recuperar el tiempo perdido y regresando al camino del Señor. Aún cuando esto suponga la pérdida de comodidades mundanas adquiridas.

Que la Gloria del Señor nos acerque a la dulce y perfecta voluntad del Señor, que se encuentra en la necesidad, el dolor, la sencillez, la humildad, la pobreza, la angustia. En lugar de creer que el Señor ha venido a darnos un tiempo de opulencias, vanagloria, reconocimientos, comodidades y confort.

Dios nos guarde de caer en tales tentaciones. Dios nos guíe a abrir los ojos de quienes permanecen en su postura altiva en la iglesia de Dios.

Hemos sido llamados para alumbrar. No es posible callar la verdad. Es necesario hacerla pública, sacarla de debajo del talmud, para que alumbre a todos los que están en la casa del Señor.

Oremos por un ministerio de poder que quebrante las barreras mundanas que se han levantado en muchas congregaciones y que sólo arrastran consigo a quienes desean de corazón servir al Señor.

Mi alma se ha angustiado con esta situación actual de la iglesia.

Seamos sinceros, hermanos… ¿es a esto a lo que llamamos “avivamiento”?

Que el Espíritu Santo se manifieste con poder y gran gloria, y que ningún hombre enfríe Su obrar.

El Señor los bendiga!

Raimundo

La Eternidad

Cuando escuchamos que se menciona la palabra “eternidad”, ¿qué imagen traemos a nuestra mente?

Muchos quizá poseen una imagen de algún paisaje solemne con lagos inmensos, montañas, mucho color de naturaleza (verdes, azules, tonos anaranjados de puestas de sol), o cosas semejantes.

Otros ven todo oscuro, lejano y distante como si jamás fuera a llegar ese momento o bien, como si prefirieran que jamás llegara por considerarlo hostil y misterioso.

Pero… ¿qué significa realmente “eternidad”?

En cuanto a tiempo, no significa algo que esté por llegar, sino un tiempo en el cual nos estamos moviendo, y en el cual ocupamos un punto determinado.

Si pudiéramos ver la eternidad como Dios la ve, notaríamos que nuestras vidas duran lo que un suspiro, el cual permanece por un instante y luego se desvanece.

Esto es así, cuando lo comparamos con la inmensa eternidad, (que es el antes, el ahora y el después de todas las cosas).

Está mal dicho que una persona al morir “entra” en la eternidad.

Ya está en la eternidad al pasar por esta vida.

Nuestra existencia transcurre en esa “eternidad”.

Somos parte de la eternidad.

Pero mientras estamos en este mundo, tenemos que saber escoger a dónde iremos a morar por el “resto” de la eternidad.

Eso predicamos. Eso es lo que anunciamos.

Hay acceso a la presencia de Dios, si entramos por la única puerta… que es Jesús.

No hay atajos, no hay paredes que puedan saltarse, ni hay ventanas o huecos por los cuales “colarse” para evitar el precio de pasar por el único lugar habilitado.

El cielo se reserva el derecho de admisión.

Ese derecho ya fue comprado por el único que pudo pagar el precio: Jesús.

La biblia cuenta que Dios sanó a un hombre enfermo mediante los apóstoles Pedro y Juan quienes, en el nombre de Jesús, oraron por su sanidad.

Oigamos lo que Pedro dijo cuando los grandes “líderes espirituales” de aquel entonces les “interrogaban” acerca del hombre sanado:

“Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel:

Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado, sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.

Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

Que Dios los bendiga !!! (Con haber enviado a Jesús ya nos ha bendecido por demás !!!)

Raimundo

SOBRE LOS PASTORES, DOMINGOS, DIEZMOS Y AFINES, ETC…

El título de este mensaje, no es de mi autoría, sino que así ha encabezado mi hermana en Cristo (Elisa Reobo) un mensaje que me ha enviado a mi casilla de correo.Espero que no se ofenda por publicarlo de este modo, ya que tarde o temprano nada habrá oculto que no haya de conocerse. De todos modos, no creo que la hermana opte por esconder sus palabras.

Transcribo su mensaje y al finalizar transcribo también mi respuesta al mismo, el cual le envié y del cual no he tenido respuesta alguna…

MENSAJE DE LA HERMANA ELISA REOBO:

SEÑOR Raimundo Baravaglio; ¿O HERMANO? HMMMMM

SI USTER ESTA RESENTIDO POR ALGO QUE PASO EN SU CONGREGACION, NO TIENE PORQUE CONTAMINARNOS A LOS DEMAS .

YO CONOCI UNA IGLESIA EVANGELICA UN DIA DOMINGO, Y LE PUEDO DECIR QUE NUNCA ME OLVIDO LA BENDICION QUE RECIBI, ALLI HABIA ¡VERDADEROS CRISTIANOS!! QUE ¿SACRIFICARON? EL DIA DOMINGO PARA ATENDERME A MI Y A TANTAS PERSONAS QUE LLEGAMOS FRACAZADOS EN LA VIDA, SIN FE Y SIN ESPERANZA Y CON TODO AMOR NOS ENSEÑARON A AMAR AL SEÑOR JESUCRISTO, HACIA CALOR,SI, PODIAN ESTAR EN EL RIO REFRESCANDOSE.PERO PREFERIAN ENSEÑARME EL AMOR A DIOS Y LE ASEGURO QUE LO APRENDI Y NO ME PESA ADORAR A DIOS LOS DOMINGOS.

POR OTRA PARTE, NOSOTROS RECORREMOS LAS PROVINCIAS Y LLEVAMOS ROPA Y OTROS ARTICULOS DE NECESIDAD A PASTORES Y HERMANOS QUE TRABAJAN SECURLARMENTE Y NO LES ALCANZA PORQUE LA CONGREGACION NO DIEZMA Y OFRENDAN MISERIAS , PERO EL PASTOR Y SU FAMILIA NO TIENEN VIDA PRIVADA, PORQUE A CUALQUIER HORA TIENEN QUE ATENDER A SUS OVEJAS.SEA DE MADRUGADA , SIESTA O ALTAS HORAS DE LA NOCHE !
YO LO HE VISTO ¡.¿ UD. FUE A VER?? SINO LO LLEVAMOS, PARA QUE COMPRUEBE. SAN JUAN 3:11

YO ENTIENDO QUE UD. SE CONGREGABA (PORQUE LE ERA COMODO Y DE STATUS ¿NO? ) EN UNA DE ESAS MEGA IGLESIAS QUE VIVEN HACIENDO PROPAGANDA POR RADIO Y TV, PERO NUNCA TUVO COMPASION PERSONALMENTE POR LOS HERMANOS Y PASTORES QUE VERDADERAMENTE HACEN LA OBRA DE DIOS CON AMOR Y SACRIFICIO Y USTED PARTICIPO APOYANDO Y OFRENDANDO Y DIEZMANDO Y HALAGANDO A ESOS INCINCURSISOS DE CORAZON, Y AHORA PORQUE DIOS LE SACO LA VENDA DE SUS OJOS PONE A LOS VERDADEROS SIERVOS DE DIOS, EN LA MISMA SUCIA BOLSA EN LA CUAL VIVIO USTED JUNTO CON QUIENES LO “PASTOREABAN”.

YO HACE 30 AÑOS QUE DIEZMO Y NUNCA ME FALTO NADA (Y SOY BENDECIDA POR DIOS). NI AUN EN MOMENTOS DE NECESIDAD. Y NO ME ARREPIENTO DE HABER SIDO UNA DE LAS QUE CONTRIBUYO AL MANTENIMIENTO DE MI PASTOR.

NO MIRE LA PAJA EN EL OJO AJENO CUANDO UD. TIENE UNA VIGA .

EN CUANTO A LA BIBLIA PENTECOSTAL LE SUGIERO QUE LEA LAS PAGINAS 1266 Y 1267 ¿O NO LAS VIO???? ¿TAN CIEGA ESTA MI QUERIDA OVEJITA RESENTIDA? ESCUCHE OVEJITA JUEZA, GALATAS 6:1-2 , SANTIAGO 4:11-12- APOCALIPSIS 2;4-6

ANTES DE SEMBRAR CIZAÑA ¿HIZO LO QUE DICEN ESTAS ESCRITURAS? SINCERAMENTE LO DUDO.

TE AMO EN EL AMOR DEL SEÑOR Y COMPRENDO TU BRONCA. QUE DIOS NO TOME EN CUENTA LO QUE ESTAS HACIENDO PORQUE PUEDES DAÑAR A VERDADEROS SIERVOS DE DIOS E INOCENTES HERMANOS. ¡CUIDAAAADO!

ELISA

—- Hasta aquí el mensaje de la hermana Elisa. Omití intencionalmente agregar su dirección de correo. —-

MI RESPUESTA (aún sin respuesta…):

Hermana Elisa…

Gracias por su respuesta !

Lamentablemente no ha comprendido el espíritu en que fueron escritas mis palabras.

Es obvio que no me conoce, y ha hecho un juicio hacia mi persona sin ningún argumento sólido.

Ya desde el comienzo de su mensaje pone en duda mi adopción en la familia del Señor para continuar luego con una acusación personal en donde juzga que mis escritos contaminan.

De hecho, pareciera que no ha leído el texto que he escrito, y si lo ha hecho y se sintió ofendida por algo, quizá exista una razón para ello (cosa que yo ignoro y por lo tanto no juzgaré de antemano).

En ningún momento me burlo, critico, o juzgo a los hermanos en la fe (líderes o no) que trabajan para la obra del Señor desinteresadamente, quienes seguramente recibirán mayor gloria y reconocimiento del Señor en Su venida.

Por otro lado me menciona que en algunas congregaciones no les alcanza y ofrendan miserias. Lo poco que ofrenden no puede ser considerado una miseria, sino una bendición del Señor, quien agradeció más el corazón de la viuda que echó dos blancas en el templo que las muchas sobras de quienes más poseían.

Lo que más me preocupó, hermana (pues no dudo que ha tenido un encuentro con el Señor como sí ha dudado Ud. de mi) es el tono de sus palabras. Creo que se ha colocado por encima de mi sin conocerme, en lugar de hablarme en un tono de humildad como corresponde a hombres y mujeres espirituales.

Puede disentir en mis apreciaciones bíblicas, pero no debiera faltarme gratuitamente el respeto. Y esto no lo digo porque yo me considere “algo” o “alguien” respetable, sino sólo porque he recibido de la misma gracia del Señor que usted para ser llamado hijo de Dios y espero verle cara a cara en Aquel día en que estaremos todos juntos adorándole.

A este simple “hijo de Dios” (hijo con minúscula) ha tratado Ud. de “sembrar cizaña”, de “oveja jueza” y de “oveja resentida”. Hubiera preferido que me atribuyera otras cualidades en lugar de estas, pero de todos modos estoy agradecido al Señor por su vida. No me ha ofendido en absoluto. Estoy acostumbrado a tratar con quienes primero golpean y luego meditan…

Lamento el tono de sus palabras. No debiera haber interpretado que me refería a TODOS los hombres que trabajan en la obra del Señor, sino sólo a aquellos que hacen del evangelio una excusa para su confort, en lugar de cumplir con las obras que el Señor les preparó de antemano para que anduvieran en ellas.

En cuanto al tema del “Domingo” no comprendo a qué se deba su enojo. Sólo planteo que no es ninguna obligación bíblica el reunirse ese día. En caso que así lo considere, sírvase citarme el versículo en donde lo ha leído.

Por otro lado, el tema del diezmo es algo que se discute en muchos ámbitos, y no veo en el nuevo testamento que se enseñare a los nuevos cristianos a guardarlo.

Sí estoy de acuerdo (y lo dije en mis escritos) que el ministerio debiera ser sostenido económicamente por los miembros mediante las ofrendas voluntarias, pues esa es la forma en que Pablo enseñó que debe hacerse. Aunque entre sus ejemplos, está su obra en la iglesia de Tesalónica, en donde trabajó para “no ser gravoso” a los hermanos de allí. Pues no quizo dar lugar a que se hable mal de él al respecto, cosa que para Pablo ésta era “su gloria”.

Y me despido, hermana, dejándole esta palabra:

Yo en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros, o por tribunal humano; y ni aun yo me juzgo a mí mismo. Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor. Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.
1ªCorintios 4:3-5

¡¡¡ Que el Señor le siga bendiciendo cada día con más sabiduría para continuar con su tarea evangelística !!!

Raimundo Baravaglio
www.mensajedefuego.org

Consejos de los especialistas sobre cómo detectar a un chico abusado sexualmente.

Teniendo en cuenta la nota que escribiré inmediatamente luego de estos consejos, creo que serán de utilidad a quienes poseen niños y quedan al cuidado de adultos de poca confianza…

Para la médica del Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional Argentina, Dra. Virginia Berlinerblau, una de las mayores fallas del sistema es que “hay pocos psicólogos, médicos, psiquiatras y ginecólogos entrenados en el abordaje forense del abuso sexual infantil, cuando se trata de una problemática que requiere de gente preparada”.

La mejor manera de preservar a un niño es mantener entre padres e hijos una comunicación fluída.

“Uno puede decirle al niño que su cuerpo es algo privado, que a sus ‘partecitas’ no se las tiene que tocar nadie, y que si hay algo que no le gusta se lo tiene que contar a la mamá o al papá.

No obstante, debido a su inmadurez, todo niño puede ser sorprendido por un adulto”, dice Berlinerblau.

Como la naturaleza misma del abuso es entre cuatro paredes, muchas veces dentro del mismo hogar y en secreto, la mejor prevención es estar alerta a cualquier cambio brusco e inexplicable de conducta, como por ejemplo:

  • - Regresiones (hacerse pis de nuevo en la cama, o pis y caca, chuparse el dedo, retroceder en el lenguaje).
    - Presentar muchos gestos de agresividad repentina.
    - Aparición en su lenguaje de frases que aluden a situaciones correspondientes a la genitalidad adulta.
    - Si al jugar con los muñecos los coloca en posiciones sexuales y lo hace con mucha bronca.

Son formas de prevenir. Pero también existen casos en que el abusador es el padre o la madre.

Son casos extraños, pero reales.

Que el Señor los bendiga !!!

Raimundo
www.mensajedefuego.org

Cuando escuchas a Dios…

Hace muchos años, el Señor habló a mi corazón.

¿Fue el Señor?

Aún no se ha cumplido del todo la palabra que puso en mi corazón.

Me dijo: “Antorcha serás y sacudirás y encenderás a las naciones…”

Por ahora, nada veo de eso, pero en mi corazón lo creo, lo anhelo y lo atesoro hasta verlo cumplido.

Creo que fue el Señor el que me habló y estoy seguro de que lo cumplirá.

¿El diablo vino en algún momento a apagar ese fuego?

Seguro !!! Y ha querido deshacer ese mensaje que el Señor grabó en mi corazón con los siguientes episodios:

El Evangelista que dirigía la reunión esa noche, se separó de su esposa.

Su esposa, fue el instrumento de Dios para hablar a mi vida.

La separación de este evangelista de su esposa se debió a problemas de salud mental de ella.

A todo esto, el diablo me susurra… “¿creés que una loca puede decirte algo de parte de Dios?”

Y mi respuesta es: “En realidad, Satanás, creo que el Señor podría haberse dirigido a mi mediante cualquier piedra, pero tenía a mano la vida de esta mujer y fue usada para transmitirme un mensaje efectivo”.

Posteriormente a esa palabra tan intensa, un hermano en la fe, llamado Oscar Messina, tuvo un sueño en el cual me veía reprendiendo demonios con tal autoridad (según me contó) que “te veo y me es de bendición, porque sé que era un sueño del Señor que se va a cumplir pronto”.

Entiendo ese “pronto”, el Señor tiene sus tiempos y será cuando Él lo disponga.

Mi hermano Oscar Messina, falleció por un cancer terminal que acabó con su joven vida llena del Espíritu Santo a edad muy temprana.

El diablo otra vez, me intenta hacer tambalear en mis convicciones: “¿No te das cuenta que no existe ningún respaldo para lo que creés que Dios va a hacer con vos? Fijate en el caso de Oscar, ¿cómo pudo hablarte Dios por medio de él cuando estaba atravesando semejante enfermedad?, seguramente se trató de algún delirio propio de sus últimos días”.

Y mi respuesta es siempre la misma: “No tengo grandes posesiones en esta tierra, sólo mi vida, y cuando deba ofrecerla por causa del evangelio así será… No te temo Satanás. No te temo en lo más mínimo. Y sólo puedo decirte que a tí se te acaba el tiempo. Ya no te queda mucho por reinar !!!”.

Cuando Dios habla, es imposible no escucharlo. Es posible desobedecerle, es posible rebelarse contra Él, pero es imposible eludir su voz que penetra hasta lo más profundo de nuestras entrañas para convencernos de planes que exceden (la mayoría de las veces) a nuestra capacidad de raciocinio.

Que el Señor los bendiga !

¿En qué ocupamos nuestra mente?

Millones de almas se pierden, mientras otros millones (¿salvos?) se “distraen” de su labor evangelística…

¿Cómo puede ser esto?

En tanto el mundo se pierde, no hacemos mucho por “distraerles” su atención de las cosas vanas de este mundo para mostrarles su realidad espiritual actual de condenación que irremediablemente les llevará hacia una eternidad lejos de Dios.

Cierta vez leí un texto del libro “¿Por qué no llega el avivamiento?” del hermano Leonard Ravenhill, en el cual se relataba el siguiente hecho histórico:

“Un condenado a muerte, fue acompañado por un capellán que desde su celda y hasta el lugar en donde sería colgado el reo, iba leyendo textos bíblicos sobre la gracia del perdón en Cristo y las promesas de la vida eterna, aunque sin gran convicción en que pudieran tener efecto alguno en aquel ser despreciable para la humanidad.

En un momento del recorrido, el condenado fue tocado por el contenido de dichas palabras y volviéndose al capellán le dijo:

¿Realmente usted cree lo que está leyéndome, capellán?
Porque si yo creyera en todo lo que está usted diciendo cruzaría todo Inglaterra de rodillas, aún cuando su suelo estuviera sembrado de vidrios rotos, para gritarle a todos esta gran verdad
.”

Ante el Señor todos somos responsables de anunciar el evangelio de Cristo a quienes nos rodean.

Mientras… ellos van “conectados” a sus reproductores de MP3, a sus celulares con radio FM, a sus Blackberry, iPods, o bien, leyendo los manuales de estos equipos para conocer el modo de sacarle provecho a las “1.000 aplicaciones incluídas” de su “juguete nuevo”.

En ese mismo tiempo… los cristianos (¿atados?) a sus auriculares con el sonido a todo vapor (¡qué viejo soy!), o a todo volumen (¿voy mejorando?) con algún tema de adoración.

Otros (cristianos también) consideran que sólo es posible hacer algo desde puestos de poder y se vuelcan a ocupar cargos públicos y políticos creyendo que el sólo hecho de un bienestar pasajero en este mundo es la base del eterno plan de Dios.

La única base y fundamento de nuestra fe es Jesucristo. Nadie puede poner otro fundamento para sentar las bases de una firme y segura vida cristiana forjada en la verdad.

Él es todo lo que necesita el cristiano. Tanto para sus necesidades físicas, psíquicas, materiales y espirituales, como para realizar las tareas que el Señor va poniendo en su camino día a día.

El hacer o no la obra del Señor dependerá de cuán atento está el creyente ante la necesidad espiritual de este mundo.

Si se mantiene en un espíritu de constante oración en el Espíritu, el Señor no sólo le dará claridad para reconocer cuándo debe actuar, sino que el Espíritu Santo del Señor llenará su boca con palabras que nadie podrá contradecir.

En el caso de que exista quien desee contradecirlas (como sucedió con Esteban) el Señor le dará tal clase de convicción sobre su verdad, que no sentirá agresión alguna, aún cuando ésta fuera física.

Recuerden el caso: Esteban predicó y exhortó a sus oyentes a que se arrepientan y terminó siendo apedreado. ¿Pero qué fue lo que sucedió? En lugar de pedir socorro o escapar de ese momento, dijo: “He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios”. Hechos 7:56

A esto, ¿qué sucedió?

Lo siguiente:

“Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él.

Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo.

Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu.

Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado.

Y habiendo dicho esto, durmió.” Hechos 7:57-60
Que el Señor los bendiga !!!

Interpretando correctamente las escrituras

En un libro de estudio bíblico que me recomendaron hace ya casi veinte años y cuyo título es “Claves de Interpretación Bíblica” publicado por la Casa Bautista de Publicaciones cuyo autor es Tomás de la Fuente el autor hace referencia a algunas pautas mínimas que se deben tener en cuenta al estudiar la palabra de Dios.

Esta es la portada del mismo:

03653.jpg

Me extenderé más en otro mensaje al respecto, pero quería recalcar un punto interesante que el libro menciona:

“Hay ocasiones cuando el predicador encuentra palabras que parecen, superficialmente, proporcionarle un texto excelente como base para su sermón. Y a pesar de su significado verdadero, sentirá la fuerte tentación de usarlo en un sentido tergiversado.

Tales errores son de los más comunes en la interpretación bíblica, y acaso sean los más fáciles de corregir. Pero demanda una sinceridad mental dispuesta a rechazar por el momento cualquiera interpretación que se le haya dado antes. Siempre es necesario tomar nota de las palabras que preceden y siguen al texto. Esas palabras se llaman contexto, porque se encuentran en conexión estrecha con el texto.

Sin embargo, el contexto puede ser inmediato o remoto, y de alguna manera afecta su interpretación.”

Espero que presten atención a las palabras del LIBRO del Señor, pues hay muchas enseñanzas erróneas y muchas “doctrinas” que no son tales.

Habrá que aumentar los niveles de alerta de nuestra vida cristiana…

Que el Señor les bendiga !!!

David Wilkerson: Mensajes en inglés pero traducidos al español.

Aquí les dejo algunos mensajes del pastor David Wilkerson en MP3, son prédicas que han sido traducidas por un traductor en el momento, cada prédica sólo posee un único archivo.

En donde se aclara, el mensaje ha sido traído por su hijo Gary.

  1. “El Verdadero Significado de la Nube Negra”
    “The True Meaning of the Dark Cloud”
    Uruguay, Junio de 2007

  2. Los Beneficios de la Cruz”
    “The Benefits of the Cross”
    Uruguay, Junio de 2007
  3. “Quiénes somos en Cristo”
    “Who We Are in Christ”
    Uruguay, Junio de 2007
    (Gary Wilkerson)
  4. “Dios abre y cierra puertas”
    “God Closes and Opens Doors”
    República Dominicana, Enero de 2007
  5. “La gran y última apostasía”
    “The Great and Final Apostasy”
    República Dominicana, Enero de 2007
  6. “El Día terrible del que nadie quiere hablar”
    “That Dreadful Day No One Wants to Talk About”
    República Dominicana, Enero 2007
  7. “Corazón estremecido”
    “Trembling Heart”
    República Dominicana, Enero 2007
    (Gary Wilkerson)
  8. “Malvado pero encantador”
    “Dark But Lovely”
    República Dominicana, Enero 2007
    (Gary Wilkerson)
  9. “Jesús me llamó por nombre”
    “Jesus Called My Name”
    República Dominicana, Enero 2007
    (Gary Wilkerson)
  10. “¿Verdaderamente cree usted en los milagros?”
    “Do You Really Believe in Miracles?”
    Nicaragua, Marzo 2006
  11. “El ministerio de exhortar a los demás”
    “The Ministry of Refreshing Others”
    Nicaragua, Marzo 2006
  12. He trabajado en vano
    I Have Labored in Vain
    Nicaragua, Marzo 2006
  13. El Señor ha prometido librarte
    The Lord Has Promised to Deliver You
    Nicaragua, Marzo 2006
  14. “Sea cuidadoso en lo que construye”
    “Be Careful How You Build”
    Nicaragua, Marzo 2006
    (Gary Wilkerson)
  15. “La santidad del amor”
    “The Holiness of Love”
    Nicaragua, Marzo 2006
    (Gary Wilkerson)
  16. “De Memzar a Schmica: El desamparado tiene solamente algo de parte de Dios”
    “Memzar to Schmica: The Outcast Has Something Only From God”
    Nicaragua, Marzo 2006
    (Gary Wilkerson)
  17. “La Iglesia de Shiloh vs. la iglesia de Samuel”
    “Shiloh Church vs. Samuel Church”
    Costa Rica, Abril 2006
  18. “Confiándole a Dios todos sus mañanas”
    “Trusting God with All Your Tomorrows”
    Costa Rica, Abril 2006
  19. “Otro Evangelio”
    “Another Gospel”
    Costa Rica, Abril 2006
  20. “El Ministerio de Exhortar a los demás”
    “The Ministry of Refreshing Others”
    Costa Rica, Abril 2006

  21. “Vanagloriarse en el Señor”
    “Boasting in the Lord”
    Costa Rica, Abril 2006
    (Gary Wilkerson)
  22. “The Touch of God”
    “El Toque de Dios”
    España, Octubre 2004
  23. “A Greater Than Solomon Is Here”
    “Uno mayor que Salomón está aquí”
    España, Octubre 2004
  24. “The Supply of the Spirit”
    “La provisión del Espíritu”
    España, Octubre 2004
  25. “Guarding the Sheep”
    “Cuidando al Cordero”
    España, Octubre 2004
  26. “A Cry Without a Voice”
    “Un clamor sin Voz”
    España, Octubre 2004
  27. “The Cross Centered Church”
    “La Iglesia centrada en la Cruz”
    España, Octubre 2004
    (Gary Wilkerson)
  28. “Tests: The Testing of Our Faith”
    “Pruebas: Probando nuestra fe”
    España, Octubre 2004
    (Gary Wilkerson)
  29. “Women of Deliverance”
    “Mujeres en Liberación”
    España, Octubre 2004
    (Gary Wilkerson)

.

Condena de 17 años a sacerdote católico por violar a 5 (cinco) niñas.

El diario argentino “Clarín”, dio a conocer en su edición impresa del Martes 13 de Noviembre de 2007, en su página 26, la condena a 17 años de prisión a un sacerdote católico por violar nada menos que a cinco niñas de entre 6 y 12 años.

Yo no puedo comprender la obtusidad (y continuidad) de la doctrina católica del celibato, mediante la cual se obliga a guardar “a rajatabla” algo tan inútil a quienes quieren ordenarse sacerdotes.

Permítanme decir que el celibato es algo que está totalmente en desacuerdo con todos los escritos bíblicos.

La incongruencia es múltiple. Ya que quienes ingresan a los monasterios u órdenes católicas con el objeto de ser sacerdotes, saben que las cosas son así, pero aún así lo intentan.

Ignoran que la carne es débil y que el intento de someter a la carne por medio de una voluntad gobernada por la carne es algo que terminará por volverlos locos !

La carne sólo puede ser vencida por el espíritu.

Los esfuerzos de sujetar los apetitos de la carne (que vendrán tarde o temprano) por propia voluntad no poseen ningún tipo de valor delante del Señor.

La iglesia católica afirma que el celibato es, de por sí, una buena obra (a la vez que se ha convertido en un requisito para el sacerdocio católico).

Dios considera el celibato como de un grado importante de ignorancia acerca de Sus verdaderos y eternos principios.

En Isaías 5:13 la biblia dice:

Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed“,

y en otro versículo (Oseas 4:6a) dice:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento“.

Por otro lado, en Génesis 2:18 dice:

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él“.

Si Dios dice que no es bueno que el hombre permanezca sin una compañera, ¿se habrá equivocado?

Pero para quienes hacen énfasis en que el sacerdocio es algo diferente a la vida del ser humano común, será mejor que veamos qué dice el apóstol Pablo al respecto en su epístola a Timoteo (1ra.Timoteo 31-5):

Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)“.

¿Leyó bien?

¿Notó que habla sobre el obispo y su esposa?

¿Ha notado que también habla de los hijos haciendo una clara distinción entre lo que es “su casa” y lo que es “la iglesia de Dios”?

¿De dónde sacó la iglesia católica la herejía de no permitir casarse a los sacerdotes?

(Significado de la palabra herejía: Doctrina que no se ajusta a la verdad).

Existe un pasaje bíblico (muy citado por los católicos para defender lo indefendible), en donde Jesús mantiene el siguiente diálogo con algunos que insistían en preguntarle sobre un tema particular, con el objetivo de encontrar una causa sobre la cual acusarle.

El texto dice así:

Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?
El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.
Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?
El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.
Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse.
Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba
“.

Jesús no está dando a entender que sea necesario u obligatorio el mantener el celibato en este pasaje, sino que da a entender que algunos elijen esa forma de vida, pero aclara: “no todos son capaces de recibir esto“.

En ninguna de las palabras del Señor Jesucristo (palabras en las cuales es seguro confiar) se insinúa que es algo obligatorio mantenerse “vírgen” de por vida… ¡Y mucho menos relaciona en ningún momento esa decisión con el sacerdocio !

Pablo continúa con los versículos que transcribo a continuación (1ra. Timoteo 4:1-5):

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado“.

Como leerán, todas las cosas que Dios creó son para todos los hombres (aún para los obispos, que son hombres consagrados a Dios, pero hombres al fin… ante Dios no hay más importantes que otros, todos somos amados y valorados en la misma intensidad !!! -). Entre las cosas que Dios creó, encontramos al casamiento como cosa deseable.

¿Por qué hago tanto énfasis en este tema, cuando el tópico de esta nota es la condena de un sacerdote por violación de 5 niñas?

Porque creo firmemente que la mente de los hombres que son obligados a guardarse vírgenes por un mandato de hombres, es víctima de sus deseos y llega a cometer los más salvajes crímenes como los que leemos vez tras vez, mientras otros hombres, creyéndose la voz del cielo (me refiero a los señores “papas”) hacen oídos sordos a la palabra de Dios que cada día grita con más fuerza por hacerse oir.

¿Qué ocurriría si un sacerdote pudiese contraer matrimonio? ¿No tendría mejores herramientas para aconsejar a otros matrimonios?

¿A qué le temerán los católicos? ¿A sentirse humillados, por tener que reconocer que han equivocado el camino con esta intolerante norma vana y antibíblica?

El único modo de mejorar esta situación es tomando una desición firme y terminante, pero no a favor del celibato precisamente, sino a favor de que los sacerdotes se sientan en la libertad de optar por casarse o no. Pero que sean libres de elegirlo. No que les sea impuesto por mero capricho.

¡¡¡ Que Dios bendiga y alumbre a los que aún mantienen la venda sobre sus ojos, para que pidan a Dios que les arranque la ignorancia que con tanto fervor han protegido durante siglos !!!

Dios los bendiga !!!

Raimundo